*

Que no es verdad que no haya tiempo para cerrar los ojos y poder volar por otros cielos. Afortunadamente sé, que no es verdad que hayamos muerto abandonados a la cruda realidad de no querernos.

jueves, 26 de agosto de 2010

** Donde duele inspira **

+ Te invito a elevarte 100 metros sobre el mar. Quiero que puedas atravesar las nubes anaranjadas. Podrás ver el atardecer junto a mi. Solos. Quiero que el viento te golpee en la cara y tu pelo se vuelva rebelde e indomable. Podremos escapar de todo este mundo que nos rodea y dar una vuelta en globo. Seremos felices, te lo prometo.
- Verás... tienes un buen corazón chico... Dáselo a quien el importe.

(La foto es de Donosti :)

6 comentarios:

  1. ¿Solo a 100? Yo quiero mucho más alto.

    ResponderEliminar
  2. Al parecer te ha inspirado el título de mi blog.

    Me alegro! (:

    ResponderEliminar
  3. Acepto a elevarme, ¿me acompañas, no? :)

    Este sitio es muy agradable. Me gustó leerte.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Precioso el texto, y me enamora Donosti :)

    ResponderEliminar